Académicos participantes
Emilia Yumi Kasamatsu
Contenidos

Descripción del proyecto

Investigadores

Participantes de la Institución

Recursos

Simposio

Personal y consultores

English Japanese
Spanish Portuguese

JANM Logo
Japanese American
National Museum


Emilia Takamatsu, paraguaya de ascendencia japonesa de segunda generación, es lectora de filosofía en la Universidad Nacional de Asunción. Habla fluidamente el español, japonés, inglés y guaraní, y ha participado en varias organizaciones en el Japón, la capital estadounidense y el Paraguay. Ha fundado asociaciones culturales y ha organizado actividades para fomentar un mejor entendimiento entre Latinoamérica y Japón. Es la viuda del antiguo Embajador de Japón en Brasil y otros países. También es autora de varios cuentos, artículos y libros.

e-mail: emikasa@rieder.net.py

Sinopsis de la propuesta de investigación
La Nueva perspectiva de los Nikkei: El reto del nuevo milenio

La Profesora Emilia Kasamatsu pretende investigar el papel social, político y económico de los Nikkei en el Paraguay y otros países. Se ha propuesto investigar las formas en las que la comunidad Nikkei puede desempeñar un papel eficaz en el desarrollo social y económico del Paraguay en el nuevo milenio. Con una población aproximada de 7.000, los Nikkei paraguayos se encuentran entre los inmigrantes japoneses más recientes a los países panamericanos. La mayoría de los Nikkei en este país son de segunda generación, pero en ellos rige en gran manera la influencia de la primera generación. El reto de los Nikkei en el Vigésimo-primer Siglo será lograr una integración más completa dentro las esferas política, económica y social del Paraguay y otros países miembros del Mercado Común Sudamericano (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia) todos poseedores de poblaciones significantes de inmigrantes japoneses.



En las postrimerías de este siglo cuando más se acerca a su recta final, parecería que el mundo se volviese más convulsionado y complicado. Se recrudece la crisis económica, se acentúa la drogadicción y su tráfico, delitos cada vez más violentos, la vuelta de la pobreza extrema en áreas rurales y el cinturón de la ciudad y, la inestabilidad política que hacen más difícil la convivencia humana.
En esta maraña de complejidad en que está inserto la mayoría de los países Latinoamericanos y en forma particular el Paraguay, requiere la presencia de líderes capaces de orientar y dirigir a la población por los caminos de la modernidad, de la democracia, de la mutua cooperación, de ayuda solidaria, para llevar adelante el país al desarrollo sostenido y eficiente.
Para la población nikkei cuya historia está llegando a los 100 años de inmigración como el caso de México, Perú y muy pronto Brasil, la inserción en la sociedad mayoritaria es más factible, debido a la evolución de etapas de adaptación al medio. Y es posible el surgimiento de líderes nikkei que se integren en la readidad nacional como conductor del desarrollo y el progreso de sus respectivos países, como el caso del Presidente Alberto Fujimori del Perú. Mientras que otros países como el caso del Paraguay cuya historia de la inmigración remonta apenas 60 años, se requiere todavía del proceso de interacción y de interés fehaciente en el estudio de la probemática y del desarrollo nacional e, involucrarse en los asuntos políticos con eficiencia y calidad.
En el presente trabajo se investigará la creciente necesidad de formación de líderes nikkei y a su vez el despertar de los jóvenes nikkei en involucrarse en el ámbito dirigencial del país, como un desafío y responsabilidad para el próximo milenio.
Para ello existe ciertos mecanismos de complemenntación tales como los encuentros nacionales e internacionales nikkei: cursos de capacitación de lideres nikkei, participación en las grandes convocatorias como las Convenciones Panamericanas Nikkei donde se congregan gran número de profesionales y jóvenes nikkei en la oportunidad se debaten temas de relevancia y praxis de la sociedad nikkei con el lema “Ser mejores ciudadanos en nuestros propios países”
Con el nuevo milenio que se asoma con gran expectativa, debemos tomar compromiso de dar el siguiente paso de ciudadanos honestos, responsables y trabajadores hacia una comunidad emergente como activos partícipes en la responsabilidad conductual del país.