Académicos participantes
Naomi Hoki Moniz
Contenidos

Descripción del proyecto

Investigadores

Participantes de la Institución

Recursos

Simposio

Personal y consultores

English Japanese
Spanish Portuguese

JANM Logo
Japanese American
National Museum


Naomi Hoki Moniz es Directora del Departamento de Estudios Portugueses en la Universidad Goergetown, en Washington, D.C. Ella obtuvo su doctorado en la Universidad Harvard en 1979, adonde estudió literatura potuguesa y brasileña de los ciglos desimonoveno y vigésimo. Naomi Moniz también estudió en la Universidad de París, Francia y en la Pontificia Universidade Católica en São Paulo, Brazil. Ha publicado abundantemente en portugués y en inglés, y su libro Los viajes de Nélida, la Escritora (1993), escrito en protugués, fue premiado “Los Mejores Libros” (The Best Books) por la Asociación Paulista de Críticos de Arte en Brazil en 1993. Actualmente, su investigación se enfoca en la literatura feminista en portugués, que está fundada por la Fundación Gulbenkian.

e-mail: moniz@gunet.georgetown.edu

Sinopsis de la propuesta de investigación
TIZUKA YAMAZAKI, DEL NACIONALISMO A LA IDENTIDAD CULTURAL (raza, género, etnicidad y la narrativa de la identidad)


Planteo hacer un análisis crítico sobre raza, género, etnicidad e identidad nacional en los films de la directora japonesa-brasileña Tizuka Yamazaki. Mi estúdio se enfocará en la reresentación de temas multiculturales que incluyen a los europeos, afro-brasileños, y a otros inmigrantes en la tradición del largometraje brasileño. En su trabajo, Yamazaki representa como se desenvuelve la negociación entre la identidad nacionalista brasileña con la identidad del modelo tradicional y patriarcal basado en las razas “blanqueadas”, que a) incluyen a los inmigrantes; b) utiliza la política del género para la construcción de la hegemonía del estado; c) los movimientos sociales- femenistas, militantes negros, estudiantes, trabajadores; e) los japoneses-brasileños transnacionales- “dekassegui”, trabajadores invitados al Japón. La narrativa cinematográfica de Yamazaki pasa de la representación de una utopía proletaria, multicultural, izquierdista y nacionalista en Brazil, a un Japón cuya identidad cultural es tropical.