Académicos participantes
Amelia Morimoto
Contenidos

Descripción del proyecto

Investigadores

Participantes de la Institución

Recursos

Simposio

Personal y consultores

English Japanese
Spanish Portuguese

JANM Logo
Japanese American
National Museum


Amelia Morimoto, una peruana de tercera generación con raíces japonesas, ha estudiado sicología y musicología. Ella es la autora de numerosos libros y ensayos sobre la inmigración japonesa al Perú, la comunidad japonesa peruana, la educación, la cultura, los museos, y la identidad. Actualmente, Amelia Morimoto esta participando en varios proyectos investigativos en ciencias sociales relacionados con actividades del museo. Ella es Asesora del Museo Conmemorativo de la Inmigración Japonesa en Perú.

e-mail: musinjap@apip.org.pe

Sinopsis de la propuesta de investigación
La Identidad Política Peruviana Nikkei de 1990-1998

Antes de que Alberto Fujimori se convirtiera en el presidente del Perú en 1990, un estereotipo típico entre la gente del Perú fue que los intereses japoneses peruanos estaban limitados a la vida de su propia comunidad étnica, y que no estaban interesados en los temas nacionales. Sin embargo, un estudio nacional que se hizo en 1989 con un formulario al que respondieron mas de 5,000 ciudadanos peruanos nikkei, revelaron fuertes opiniones relacionadas a la política actual del país y con propuestas para el futuro desarollo del Perú. En 1990, durante el periodo de elecciones nacionales, muchos peruanos nikkei estuvieron en oposisión al la candidatura de Fujimori. Las razones por su oposisión serán analizadas a partir de entrevistas que se hicieron durante ese periodo. Adicionalmente, nuevas entrevistas se harán para medir las opiniones y actitudes actuales de las personas. La investigación de Morimoto proveerá perspicacia sobre el cambio de actitudes y opiniones políticas de los peruanos nikkei durante la última.



Hasta antes de la candidatura y elección del Ingeniero Alberto Fujimori como Presidente del Perú, un estereotipo frecuente sobre la colectividad de origen japonés era que ésta no tenía interés en participar en los asuntos políticos del país y que, más bien, vivía centrada sólo en los asuntos de su propio grupo. Sin embargo, según una encuesta aplicada en l989, los nikkei en general tenían propuestas y opiniones sólidas con respecto a su propio país, el Perú, así como también ideales de tipo nacional en que Japón y los Estados Unidos eran los modelos de mayor atracción y de admiración.
En el contexto político de la época en que se aplicó la encuesta, las ideas progresistas y liberales que expresaron los nikkei mediante ella, no eran parte del pensamiento político dominante en el Perú. Este último, de fuerte arraigo populista y socialista por un lado, mientras por otro, Sendero Luminoso había logrado un avance importante en sus acciones de terror.
El Perú de ese momento era víctima de las consecuencias de la más alta inflación que había experimentado en toda su historia, del terrorismo, además de la desmoralización e incertidumbre generalizadas por los numerosos casos de corrupción en las esferas de gobierno, denunciados por la prensa y grupos opositores nacionales.
En esos años se iniciaron también las emigraciones masivas de peruanos hacia otros países y, entre ellas, la de “nikkei” hacia Japón, en búsqueda de trabajo y mejores ingresos económicos.
Este panorama general de la sociedad peruana de entonces se ve también reflejado en las respuestas y propuestas de los “nikkei”. Algunas de ellas fueron expresiones de la crisis generalizada, pero otras reflejaron esperanzas para el cambio.

1 El Japón fue el país más admirado por los nikkei del Perú en 1989, en todas y cada una de sus generaciones. El 40% lo eligió como "pais ideal". Tal admiración se basó, en primer lugar, en las cualidades mora-les y culturales, en la idiosincrasia de la nación japonesa. La imagen persistente del Japón , a través de las generaciones, fue su lucha por salir de la destrucción luego de la 2da.guerra mundial. En segundo lugar, el desarrollo y bienestar económicos logrados por ese país fue base también para tal admiración. El avance tecnológico y la belleza física del país fueron otros sustentos de la imagen positiva del Japón entre los nikkei. Se agregó a ello el orden administrativo y la estabilidad política del país y las posibilidades de apoyo que el Japón podía brindar para el desarrollo del Perú. No obstante tal imagen, se observaron también aspectos negativos, referidos esencialmente a las consecuencias de la industrialización y el desarrollo en el ritmo de vida del pueblo japonés. asimismo, hubo una crítica constante al cambio cultural del Japón luego de la guerra, a su "americanización" y, en alguna medida, al trato discriminatorio contra el extranjero, el nikkei y la mujer. En suma, sin embargo, elegido o no como "país ideal", Japón tenía una imagen excelente entre los nikkei del Perú, más del 90% de los argumentos expresados por ellos fueron favorables a ese país.

2 Los Estados Unidos fue el segundo país que contó con mayor admiración entre los nikkei del Perú en general. Para los sansei y yonsei fue segundo luego de Japón, mientras para los issei y nisei es tercero luego de Japón y Perú. La situación hegemónica en el continente americano y su condición de potencia mundial serían los principales sustentos para su elección como modelo de atracción.

3 El Perú, a pesar de su imagen negativa en esa coyuntura (l989), fue el tercer país considerado ideal en general. Para la población mayor, issei y nisei, sin embargo, fue el segundo luego de Japón; entre los jóvenes, es tercero después de Japón y los Estados Unidos. La imagen negativa se basó principalmente en la crisis generalizada y en el gobierno del momento. Las opiniones positivas y de esperanza por el cambio y el futuro fueron paralelos a tal imagen general. Los cambios propuestos para el país se refieren al aspecto político-administrativo y al moral y educativo principalmente. Es decir, los nikkei reconocen como problema esencial a resolver, además del gobierno del momento, a la estructura del Estado y, sobretodo, a la mentalidad de los políticos y de la población en general. Ese cambio de mentalidad lo relacionaron también con el aspecto económico, planteando-además de medidas concretas- mayor conciencia, responsabilidad, honestidad, seriedad para lograr más productividad y desarrollo.

4 La imagen del nikkei acerca del propio grupo fue mayoritariamente positiva en todas las generaciones. Reconoció en el grupo una serie de cualidades intelectuales, morales y sus logros en el plano nacional y se percibía como grupo distinto, especial en el país. Pero, se atribuyeron también defectos;la mayor parte de críticas hacia el propio grupo fueron contradictorios a los argumentos a favor, por ejemplo no se integran al país- están integrados, falta unión- son unidos, etc. Un aspecto que llamó la atención fue la expectativa presente en el grupo acerca de la participación de los nikkei en el liderazgo político en el plano nacional, en un momento en que no era evidente una candidatura para la máxima dirección del país.

5 Finalmente, el grupo nikkei peruano mostró un sólida identificación con el Perú, sus problemas y posibilidades, su futuro fueron parte de sus preocupaciones. Si, en síntesis, se debiera expresar sus posibilidades de aporte colectivo al país, sería el plano moral el fundamental, que fue la base evidente de sus juicios, opiniones y propuestas para el futuro.